PEELING QUÍMICO

El Peeling Químico, el tratamiento para tratar las arrugas

El peeling químico es un procedimiento de rejuvenecimiento de la piel en el que se le aplica una solución química con el fin de eliminar las capas superiores dañadas. Las capas de piel reveladas tras realizar un peeling químico son mas nuevas y por tanto más suaves y jóvenes.

Exfoliación química suave o superficial

Especialmente indicada para eliminar la capa externa de la piel, también conocida como epidermis. Este peeling se puede utilizar para tratar las arrugas finas, el acné, el tono desigual de la piel y la sequedad. Al ser tan suave es posible hacerse esta exfoliación una vez por semana durante hasta seis semanas, dependiendo de los resultados deseados. El ingrediente más común en este tipo de exfoliaciones es el ácido glicólico, un derivado de la caña de azúcar. La recuperación se encuentra entre 1 y 7 días, por lo que prácticamente podremos continuar con nuestra rutina normal al día siguiente del tratamiento.

Peeling químico medio

Este tipo de exfoliación química elimina las células de la piel que conforman la epidermis, así como partes de la capa media de la piel o dermis. Un peeling químico medio puede tratar las arrugas, borrar las cicatrices del acné y corregir el tono desigual de la piel. Es posible repetir un peeling químico medio una vez transcurridos 6 o 12 meses desde el último, con el fin de mantener los resultados. El más conocido es el peeling TCA (ácido tricloroacético), un producto que se suele usar en concentraciones que varían entre el 20% y el 35%. Dependiendo de tal concentración el tiempo de recuperación puede ser mayor o menor, pero como poco será necesario mantenerse lejos del sol durante al menos una semana.

Exfoliación química profunda

Elimina células de la epidermis así como partes de la capa inferior de la dermis. Su médico podría recomendarle una exfoliación química profunda si tiene arrugas más profundas, cicatrices o elementos precancerosos. El más popular es el peeling de fenol, un ácido capaz de aclarar la piel en gran medida. Sin embargo, es preciso tener en cuenta que este producto es bastante fuerte, por lo que la piel a menudo pierde su pigmentación durante un tiempo, siendo necesario protegerla del sol durante al menos 2 semanas, es decir, un periodo mínimo de recuperación de 2 semanas.

Resultados

LA PIEL PASARÁ A ESTAR LIBRE DE MANCHAS, MARCAS, MÁS HIDRATADA Y CON MUCHA MÁS LUMINOSIDAD.