¿Qué es la cavitación?

La cavitación es un tratamiento médico utilizado en estética para eliminar la grasa en zonas localizadas y que se aplica a través de ultrasonidos en dichas zonas. Este método está indicado en los procesos de adelgazamiento y el tratamiento de la celulitis.

Es una forma de remodelar la silueta sin necesidad de pasar por el quirófano y con resultados que se observan desde la primera sesión. Su éxito se está extendiendo rápidamente por todos los centros integrales de belleza dados la facilidad de aplicación y eliminación de grasas que no desaparecen con dietas ni ejercicio.

Miles de personas en todo el mundo han descubierto ya este tratamiento estético, pero para saber si es recomendable para nosotros mismos es necesario conocer toda la información importante que te mostramos a continuación.

¿Cómo funciona?

El funcionamiento de la cavitación como tal es un proceso físico que se produce al propagarse el sonido (ultrasonido, en realidad) a través de un líquido formando ondas. Éstas son tan poderosas que provocan la separación de las moléculas, creando cavidades o pequeñas burbujas.

Dichas microburbujas crecen hasta llegar a la membrana de la célula grasa que se abre y extrae el contenido lipídico, sin dañar a los tejidos cercanos. Esa grasa es desechada a través del drenaje y el propio

proceso metabólico del cuerpo, además de una dieta y ciertos ejercicios para el quemado y reafirmación del tejido. La presoterapia es clave en esta parte del proceso.

Básicamente hablamos de pequeños disparos de ondas sobre nuestro cuerpo que están perfectamente dirigidos y focalizados para eliminar la grasa de cierta zona.

Pese a que el proceso en sí es algo más complicado de lo explicado, sirve para mostrar la gran tarea que se realiza y que a penas es notable por el paciente durante su aplicación.

Para esa tarea es totalmente necesaria la presencia y diagnóstico de un profesional, puesto que evaluará la zona y se asegurará de que sea el tratamiento idóneo. Además, son los profesionales los que conocerán el método correcto de aplicación a través de un equipamiento seguro y de calidad. Sólo así se garantizan los resultados

Resultados

EN LA PRIMERA SESIÓN PODEMOS APRECIAR UNA PÉRDIDA DE ENTRE 2 Y 3 CENTÍMETROS DE CONTORNO. LOS RESULTADOS COMIENZAN A HACERSE VISIBLES NOTABLEMENTE A PARTIR DE LA TERCERA SESIÓN.